Repara tu hogar con algunos consejos de fontanería

Un problema con la fontanería del hogar es algo muy habitual, aunque bien es cierto que algunos suelen suceder más habitualmente que otros. De cualquier forma hay que saber que muchos de ellos son sencillos de solucionar y que no es necesario la contratación de un fontanero ya que puedes hacerlo tú mismo ahorrándote una importante cantidad de dinero. Si no lo consigue siempre podra contar con fontaneria Chamberi.

Presión del agua baja

Cuando la presión del agua es baja, normalmente el problema suele ser del mismo grifo. Lo primero que hay que hacer en estos casos es comprobar si la presión baja afecta al agua fría o a la caliente. Si las dos están bajas, el problema puede ser del filtro, ya que los depósitos de la cal se habrán ido acumulando con el paso del tiempo y han terminado bloqueando el propio grifo. Este problema tiene una sencilla solución: solo necesitarás quitar el filtro para limpiar los residuos acumulados en él.

Un desagüe que va lento

Cuando un fregadero no desagua correctamente, puede ser la señal de que existe un problema en alguna cañería. Normalmente suele ser por residuos o pelos que acaban atascando las tuberías. Para conseguir que lo haga sin problemas, tendrás que limpiarlo y una de las maneras más sencillas de hacerlo es utilizando un desatascador. Si el problema continua, habrá que desmontar toda la tubería para proceder a limpiarla a fondo.

El desagüe de la bañera

También es muy habitual que las tuberías del baño se hayan atascado con pelos y que por tanto no drene correctamente. Con unas pinzas y un desatascador puedes retirar todos los residuos. Además conviene prevenir el problema y para ello deberás limpiar de una forma regular el desagüe aunque esté drenando de manera correcta.

Las tuberías del inodoro

Existen diferentes motivos por los que no esté funcionando de manera adecuada el inodoro, aunque suele tener una fácil solución. Lo primero que hay que hacer es averiguar cual es la causa de que el mismo no se encuentra desaguando correctamente. Una vez conocida, se puede reparar o reemplazar la pieza, pero antes de hacerlo no olvides cerrar la llave que da paso al agua.

El triturador de basura

Los trituradores suelen sufrir atascos frecuentemente. Para solucionarlo solo vas a necesitar una llave tipo Allen. En la parte de abajo vas a encontrar una abertura en la que vas a poder insertar esta llave para girarla y liberar su motor.

Problemas con la manguera en la lavadora

Este tipo de mangueras necesitan un mantenimiento adecuado para que no se estropeen rápidamente. Si después de su uso no se apaga el grifo del agua, puede llegar a causar daños importantes e incluso romperse, ya que se encuentran sometidas a elevadas presiones durante el lavado. Por ello se deben reemplazar por una manguera que tenga calidad, ya que aunque son más algo más caras, duran bastante más tiempo.

Olor a gas

En el momento en que se note cualquier olor a gas es primordial apagar la válvula y esperar a que desaparezca antes de encender de nuevo la llama. Si el olor es demasiado fuerte y no desaparece, hay que apagar el suministro del gas, ventilar la habitación y llamar cuanto antes a un servicio público.